Teo Corral: “Africa tiene que dar voz a la mujer” – Txenti García

Etiquetas: ,

Y la Iglesia en África especialmente

Una cosa es escuchar noticias de África, otra muy diferente haber compartido esas historias con el pueblo africano. Esa es la diferencia que marca a muchos europeos con respecto al continente negro.
Teo Corral, es una religiosa nacida en Vitoria y perteneciente a la Congregación de Carmelitas de la Caridad de Vedruna. Gran parte de su vida la ha pasado en África. Desde hace un año ha decidido estar más cerca de su familia, pero sin renunciar a su vocación. Por eso esa distancia mínima la ha situado en Ceuta, donde junto con otras hermanas lleva un programa de acogida de emigrantes de la asociación Elin.
Pinceladas de una entrevista que se puede ver completa en https://youtu.be/dJIMdZ0hpx0

¿Pero dónde descubrió Teo su vocación?

De joven estaba estudiando trabajo social y me tocó hacer prácticas en lo que llamaban el psiquiátrico de las Nieves. El contacto con aquellas personas que estaban apartadas de la sociedad, que no me gusta llamarlas pobres porque es un término muy reduccionista. Una persona no solo es pobre, no solo necesitada, es mucho más. Entonces por un lado el contacto con estas personas y por otro la experiencia de Dios fueron las claves.

Teo se ha pasado más de la mitad de su vida en África, concretamente en varios países del cinturón del Continente africano (Gabón, Togo, Guinea, Chad y Rep. De Centroáfrica). Cuéntanos algo de esa África que tú has conocido.

Sería mucho mejor que lo contasen ellos. Porque no son disminuidos. No me gusta tampoco esa idea buenista de dar voz a los sin voz. No, tienen que ser ellos quienes tomen la palabra por iniciativa propia. Pero bueno, a falta de africanos hoy te cuento algo de la África que conozco. Lo que se vive allí es impactante y enriquecedor. Se aprende a vivir, a escuchar. Te cambia esa idea general de que somos los blancos los que vamos a ayudar. Resulta un tópico hablar de la neocolonización, pero es que es cierto. Colonización en lo económico, lo político y lo religioso.

¿Cómo se pueden entender los conflictos que salpican el Continente africano?

La mayoría de las guerras son por cuestiones económicas. Si miras el mapa de África pero haciendo una lectura de las riquezas de su suelo encontrarás el por qué de las guerras. Y luego a las luchas económicas se asocian las luchas políticas, de poder, étnicas, y también religiosas.

¿Cuál es el papel de la Iglesia en ese marco de luchas y enfrentamientos?

La Iglesia en África presenta dos caras: Por un lado, tiene un poder de convocatoria bárbaro, pero que creo no está sabiendo aprovechar. Demasiado centrada en lo sacramental y lo litúrgico y poco en el compromiso social.
Y por otro lado, hay que decirlo también, son los más comprometidos con la gente que está tirada. En Bambari estaba trabajando para una ONG, y allí estábamos todos, Naciones Unidas, onges de todo pelaje, pero cuando estalló la guerra ¿quién se quedó? Los sacerdotes y las religiosas diocesanas, y las congregaciones, porque el resto nos largamos.

 

 

La gente que viene a Europa después de haber vivido una experiencia misionera siempre suele decir: “los de aquí no tenéis ni idea de lo que se vive allí”.

El mayor error es la visión etnocentrista del europeo que se cree el centro del mundo. De África, como te dije al principio, tienen que hablar ellos, los africanos, y sobre todo ellas. Y sobre todo ellas a nivel de Iglesia. Los “cantamañanas” políticos de aquí y los “cantamañanas” políticos de allí son los responsables de estar privando a la población de la posibilidad de tener voz propia, de desarrollarse, de crecer en educación, en el aprovechamiento de sus propios recursos.

Antes apuntabas como una de las tareas pendientes para cambiar la situación sería la de dar voz a la mujer africana ¿qué más propuestas harías?

Si se organizase las políticas geopolíticas seguramente las cosas cambiarían. Y, desde donde podemos hacer algo efectivo en la Iglesia es en dar la palabra a la mujer dentro de la Iglesia. A mi me ha escandalizado que en el pasado Sínodo de los jóvenes la mujer haya tenido voz, pero no voto. Y la representación femenina ha sido simbólica. Es importante dar voz a la mujer y a los jóvenes formación, formación, formación.

Non solum sed etiam

Mientras estaba pasando al papel el mensaje de Teo en su entrevista sobre África he caído en la cuenta de que a lo largo de mis ya 30 años dedicado a esta hermosa tarea de la comunicación he tenido la oportunidad de acercarme al Continente Africano, no físicamente, sino gracias al testimonio de muchas personas de allí o que han vivido allí unos años, especialmente misioneros: de memoria recuerdo haberme acercado a Angola gracias al muy querido Luis Mari Pérez de Onraita, que llegó a ser obispo de Malange, o de Carlos, su hermano, o de Honorio el misionero cronista por excelencia, o de Luis Fernando, o de Fran, o de las “voces del Sur”; También “he podido viajar” recientemente a Guinea Ecuatorial gracias a Eduardo y Alfredo y compartir un poco de su exilio; he conocido un poquito la vida de un lugar en Kenia donde solo llueve dos días al año gracias a dos hermanas que intentan sacar adelante un pequeño comedor para 100 niños; o a Liberia y el problema del ébola con la hermana Juliana Bonoha; y ahora a Centroáfrica de la mano de Teo, pero voy a conocer más sobre el hoy más inmediato de este país gracias a los contacto que voy a mantener con el misionero comboniano y obispo auxiliar Baangassou, República Centroafricana, Jesús Ruiz Molina.
Seguiremos informando