Reflexiones del Hermano Alois – Escolapies en pastoral

Ha pasado un nuevo encuentro de Taizé, esta vez muy cerquita, en Madrid. Compartimos dos reflexiones del Hermano Alois que tiene mucho que ver con nosotros.

La primera habla de un tema muy nuestro, la escucha a los jóvenes.

“La atención a las solidaridades humanas es inseparable de la vida interior. Como creyentes, busquemos cómo renovar nuestra oración, practiquemos estar atentos al amor de Dios, en nuestros días y en nuestras noches. Esto nos hace capaces de acercarnos a los que son diferentes.
Para vivir esta apertura, se trata ante todo de escuchar a los demás. ¿Nuestros diálogos, tanto en la sociedad como en la Iglesia, no se resienten acaso por falta de escucha? Tratemos de empezar por comprender al otro, comprender situaciones a menudo complejas.
En octubre, me invitaron a Roma para participar en el Sínodo de los Obispos católicos sobre los jóvenes. Allí se expresó repetidamente un deseo: que vosotros, los jóvenes, pudierais encontrar en la Iglesia una escucha. Que vuestros sueños fueran tomados en serio, que vuestra creatividad fuera apoyada, que vuestro sufrimiento fuera escuchado.” 30 diciembre 2018

 

La segunda tiene que ver con vocación y discernimiento.

“De Teresa de Ávila, esta mujer excepcional del siglo XVI que aún hoy nos inspira, cantamos las palabras: «Nada te turbe, nada te espante, quien a Dios tiene nada le falta.» Dijo también: «¡Aventuremos la vida!» Sí, la vida es bella para quien se lanza y toma decisiones valientes.
¿Cuáles son esas decisiones valientes? Cada uno de nosotros está llamado a responder, emprendiendo una peregrinación interior desde la duda y el miedo hacia la confianza. Para todos nosotros, se trata de acoger el amor de Cristo para convertirnos en artesanos de confianza y de paz, cerca y lejos de nosotros.” 29 diciembre 2018