DESDE LA VIDA

 

NO LO LEAS, TE LLEGARÁ.

No te lo digo yo. Te lo dice la Iglesia. Te lo ha dicho esta misma semana. Y lo ha traducido a muchos idiomas. Falta sólo traducirlo a tu idioma. No sé si es Rap, o Balada, Regeton o Heavymetal, pero en tu idioma sonará distinto.

“El deseo de vivir enamorado y la sana inquietud que habita en los corazones de los jóvenes son parte del gran anhelo de toda creación hacia la plenitud de la alegría. En cada uno de ellos, incluso en aquellos que no conocen a Cristo, el Espíritu Creador actúa para guiarlos hacia la belleza, la bondad y la verdad. “

“Los jóvenes son uno de los “lugares teológicos” en los que el Señor nos permite conocer algunas de sus expectativas y desafíos para la construcción del mañana”.

Sí, dice eso, que lo bueno de tu corazón, lo que te enamora y te hace ser tu mejor versión, lo que une tu voz a otras voces jóvenes, eso es también el grito de Dios, desde cada trocito de la creación anunciando el mañana que a Él le gustará recrear cada día contigo.

Te he pegado un par de frases de un documento hermoso e importante, que ha brotado del Espíritu a través del sínodo reunido en Roma, hablando de ti, y de todos los jóvenes y de la falta que nos haces a los que queremos vivir el Evangelio. Están en los números 59 y 64.

No te lo leas. Te llegará. Espéralo. Te llegará con esa persona amable y feliz que te pregunte cómo estás. Te llegará con la canción que te hizo pensar. Te llegará con el recuerdo del Jesús que sí te convence. Te llegará en lo profundo de tu conciencia auténtica que busca caminos de autenticidad. Te llegará si rezas. Y también si no lo haces. Te llegará porque muchos animadores y animadoras con el corazón joven lo están leyendo ya, y les comprometerá el corazón nuevamente, una vez más, porque ya estaban enamorados de los y las jóvenes. Te llegará, no lo dudes. Y será como un pan compartido con quien te acompaña. Porque acompañar viene de ahí, de partir el pan con alguien, contigo. No lo leas. Te llegará.