JESUS, ESCUCHA, CAMINA Y COMPARTE CON LOS JOVENES

Etiquetas:

La caminata ecológica de los discípulos de Emaús ha sido la inspiración para darle una estructura al documento conclusivo del Sínodo de los Obispos acerca de los JOVENES, LA FE Y EL DISCERNIMIENTO VOCACIONAL. La iglesia siguió esta dinámica que privilegia la cercanía al mundo vital juvenil. A ejemplo de Jesús que se acerca, se aproxima y escucha empáticamente a las personas.

Desde el año 2017, se crearon canales virtuales de comunicación y expresión en la organización del Sínodo en el que participaron más de 200.000 personas del todo el mundo pero el punto más avanzado de la escucha activa y participativa fue la reunión pre-sinodal que contó con la participación de 300 jóvenes de todo el mundo (y 15,000 a través de las redes sociales). Durante una semana, estos participantes intercambiaron puntos de vista al elaborar sus reflexiones que se fusionaron en un documento que expresa (con dudas, incertidumbres, deseos y esperanzas) los pensamientos y experiencias de los jóvenes en el siglo XXI.

Taller crisol

Haz click aqui: BLOG: http://www.tcrisol.blogspot.com

El camino de Emaús ha sido una inspiración para el diseño de itinerarios formativos de la PJ dándoles un sentido de fe basados en la experiencia de aquellos discípulos desesperanzados y su encuentro con Jesús resucitado. El documento final del Sínodo se divide en tres partes que están marcadas por este episodio. La primera parte se titula “Él caminó con ellos” (Lc 24,15) y busca iluminar lo que los Padres sinodales reconocieron en el contexto en el que se insertan los jóvenes, destacando sus fortalezas y desafíos. La segunda parte,”Sus ojos fueron abiertos” (Lc 24:31), es interpretativa y proporciona algunas interpretaciones fundamentales del tema del Sínodo. La tercera parte, titulada”Partieron inmediatamente” (Lc 24:33), recoge las opciones para una conversión espiritual, pastoral y misionera.

EL CAMINO CON ELLOS

En la primera parte, el Sínodo comparte reflexiones acerca de la necesidad núcleo que expresan los jóvenes de ser escuchados y acompañados mas no dirigidos por las personas y grupos de la iglesia y la sociedad. La exclusión educativa y laboral, la situación de los jóvenes migrantes y el reconocer y reaccionar a tiempo frente a los abusos sexuales y de poder son temas de conversación y preocupación que ellos y ellas expresaron en el camino. También, el impacto de la era digital en sus relaciones, su identidad y su estilo de vida, hacen parte importante de las inquietudes de los jóvenes del siglo XXI.

SUS OJOS FUERON ABIERTOS

La segunda parte está dedicada a desarrollar el tema del discernimiento vocacional y la espiritualidad cristiana. Llama la atención, la invitación a brindar un encuentro vivo con Dios a la luz del Evangelio y en el poder del Espíritu y no limitarse a ofrecer una fe terapéutica que responde a la necesidad de seguridad y comodidad de algunos jóvenes.

También, se resalta que la juventud es la edad de las elecciones y decisiones importantes que marcan en buena parte el rumbo de nuestra vida. La pregunta en el discernimiento vocacional no solo es ¿Quién soy? sino ¿Para quién soy?. Nuestras elecciones contribuyen de una manera real al desarrollo histórico de su plan de amor. Esto requiere trabajar en la construcción de una cultura vocacional.

PARTIERON INMEDIATAMENTE

De escuchar la Palabra pasamos a la alegría de un encuentro que llena el corazón, da sentido a la existencia e infunde nueva energía. Ahora, el acompañamiento de los procesos de discernimiento vocacional debe ser una prioridad en las propuestas de la pastoral juvenil que no pueden quedar limitadas a la vida religiosa sino a la vocación amplia.

El viaje sinodal ha insistido en el creciente deseo de dar espacio al protagonismo juvenil. Es evidente que el apostolado de los jóvenes hacia otros jóvenes no puede improvisarse, sino que debe ser el resultado de un proceso de formación serio y adecuado: ¿cómo acompañar este proceso? ¿Cómo ofrecer mejores herramientas a los jóvenes para que sean testigos auténticos del Evangelio? Aquí está el desafío que implica hacer vida la pedagogía del Maestro Jesús, escuchar, caminar y compartir con los jóvenes.