Aim karem, a por el octavo cd

Etiquetas:

Breve información acerca del grupo a modo de introducción

AIN KAREM es un proyecto de pastoral de las HH Carmelitas de la Caridad Vedruna, congregación a la que pertenecemos algunas de nosotras. El objetivo, anunciar la Buena Noticia de Jesús a los jóvenes a través de la música. El proyecto como tal se inició en 2002, año en el que grabamos nuestro primer cd llamado “Descálzate”. Desde entonces hasta ahora hemos “dado a luz” 6 cds más: Alégrate (2004); Según tu Palabra (2006); Descálzate (nueva grabación, 2007); Con Él la Fiesta empezó (2008); A todos los pueblos (2010), Busca mi rostro (2012), Fuego en las entrañas (2015). Recientemente hemos grabado el 8º cd, que verá la luz en los próximos meses.  Aunque es un proyecto Vedruna, en él participan otras personas con quienes compartimos la vocación del anuncio a través de la música.

Buenos días. Contadnos un poco vuestra historia para situarnos. ¿De dónde viene el nombre del grupo?

Ain Karem es el nombre en el que la Tradición sitúa el encuentro entre María e Isabel. Allí tuvo lugar la Visitación, después de que ambas mujeres hubieran sido “visitadas” por Dios e invitadas a participar en su Proyecto de Salvación.

Desde el principio tomamos este icono como referencia, pues la razón que nos llevó a componer y cantar la Palabra, puede acercarse, de alguna manera, a lo que debieron experimentar estas dos mujeres: alzar nuestra voz y entonar cantos de alabanza al Dios que nos habita y salva. Por otra parte, al igual que María e Isabel experimentaron la alegría del encuentro, Ain Karem quiere ser un espacio amplio donde tejer relaciones, un lugar de encuentro donde compartir la fe y donde alentarnos en el seguimiento y en la tarea que se nos encomienda a cada uno/a, tanto a nivel interno entre quienes formamos parte del proyecto, como con las personas (grupos, diócesis, congregaciones religiosas) con quienes desde hace muchos años hemos tenido la oportunidad de compartir espacios de oración a través de la música.

¿Cómo os conocisteis? ¿Cuántos miembros formáis el grupo? ¿Cuánto tiempo lleváis?

En realidad, quienes comenzamos este proyecto, hace ya 16 años, nos conocíamos porque todas, siete en aquel momento, estábamos dando los primeros pasos en la Vida Religiosa Vedruna. Todas compartíamos una experiencia vital: la alegría de cantar a Dios y el deseo de anunciar aquello que habita en lo más profundo de nosotras. Esa experiencia fue lo más decisivo para la gestación del proyecto. La experiencia derivó en una intuición pastoral: las posibilidades inmensas de la música como medio en la acción pastoral, como lenguaje privilegiado para anunciar a Jesús, especialmente a los jóvenes.

Esa intuición se la trasladamos a quien en aquel momento tenía la responsabilidad pastoral de nuestra familia, Marisa Moresco, ccv, que rápidamente acogió e impulsó la idea pero yendo más lejos que nosotras, “¿por qué no lo hacéis pero con canciones propias? ¿Por qué no creáis algo nuevo?”

Y así, de una experiencia vital surgió una intuición pastoral, y de la intuición, un PROYECTO de evangelización de la familia Vedruna que nos envió, posibilitó, impulsó y acompañó para llevar a cabo este proyecto.

Nosotras nunca nos dijimos, “¿oye, formamos un grupo de música?”. Lo relevante de aquel momento fue la experiencia personal y a la vez compartida de cada una. Una intuición que confirmamos, casi 17 años después, fue del Espíritu. Una intuición fuerte y a la vez titubeante… que otras mujeres acogieron y ayudaron a dar a luz, viendo mucho más de lo que nosotras alcanzábamos a vislumbrar.

A lo largo de todos estos años, muchas personas han colaborado para que este proyecto sea lo que hoy es. Quienes han formado parte de este proyecto, los que estuvieron y ya no están, los que se han ido sumando en estos años, y también las que estamos desde el principio, todos/as somos parte de esta historia; todos/as hemos intentado poner lo mejor de nosotros para anunciar con alegría al Señor Jesús.

En este momento, Ain Karem lo formamos tres Hermanas Carmelitas de la Caridad Vedruna, Inma Eibe, Puy Araujo y Virginia Félix; forman parte también del proyecto Arantza Caballero, Miryam Tejedor, Miriam Sánchez, Rosa Escamez, Eva López, Lola Medina, David Saura y Miguel Ángel de Juan.

 Resultado de imagen de ain karem vedrunas

¿Qué música hacéis? ¿Cuáles son vuestras influencias musicales? ¿e influencias humanas?

La mayor parte de nuestras canciones están basadas en textos bíblicos, así que esa es nuestra influencia más decisiva. Pero también están los grupos de música que forman parte de nuestra hemeroteca personal, la música cristiana que hemos cantado y la que escuchamos actualmente, cantautores diversos… todas ellas/os seguro también influyen en nuestro modo de componer. Cada una de nosotras escucha música distinta así que la diversidad forma parte del proceso de creación.

Todo lo que vivimos nos influye, nuestro trabajo, las personas que forman parte de nuestro cotidiano vivir, las heridas de nuestro mundo, quienes para nosotras son testigos de fe y esperanza, documentos que recogen con fuerza el carisma heredado y puesto al día… todo ello también repercute en nuestros cantos.

 

Andáis muy liadas con numerosos conciertos, ¿Cómo son vuestros conciertos? ¿Por qué tienen tanto éxito? ¿Cuáles son vuestros conciertos para diciembre – enero?

“Lo nuestro” es preparar y animar encuentros oracionales, nunca conciertos. No hay aplausos, pretendemos ayudar a orar, solo eso. Lo que intentamos es acercar la Palabra a los jóvenes, de manera preferente, aunque los encuentros están abiertos a todas las edades… y nos gusta hacerlo de una forma encarnada, arraigada en la realidad, para que podamos descubrir al Dios que se manifiesta y que actúa en la historia. El modo en que compartimos la Palabra y la música es denominado por nosotras “Encuentro Oracional”. “Encuentro”: conocernos, compartir, acoger, expresar, buscar juntos, celebrar…; “Oracional”: en presencia de Dios, desde su Palabra, a la escucha, comprometidos con el hermano y la hermana, con la vida…

No creemos que tengamos éxito, no somos profesionales ni pretendemos serlo, pero sí creemos que la gente sale contenta de esos espacios porque puede parar, ahondar un poco en su vida delante de Dios, en comunidad y recibir Su aliento. Es la Palabra de Dios la protagonista, por lo tanto nos vivifica a todos. Y la música ayuda mucho, es un lenguaje maravilloso que cala dentro.

Los próximos encuentros programados son el 15 de diciembre, en San Sebastián (Guipúzcoa), invitadas por Cáritas y el 19 de enero, también convocadas por Cáritas, esta vez en Santander.

Tenemos comprometido un fin de semana al mes para este proyecto, pues hemos de combinar esta encomienda con otras tareas y compromisos. Hacemos agenda anual y con las peticiones que nos van llegando vamos haciendo calendario. Son muchas las invitaciones que recibimos, pero solo dedicamos un fin de semana a responder a ellas. Y con algunos criterios. Siempre damos preferencia a encuentros con jóvenes, a encuentros que hacen red con otros…

¿Qué me podéis contar sobre vuestro último disco “Fuego en las entrañas”? 

En realidad ya es el penúltimo, porque el 16 de febrero próximo, Dios mediante, presentaremos en Madrid nuestro último cd, grabado en su mayor parte durante el verano pasado. El título, FUEGO Y ABRAZO. La cosa va de Fuego, parece ser que da más de sí de lo que pensábamos en un principio… Siempre es un milagro impresionante cada nuevo cd, y siempre nos parece que va a ser el último, por la gran inversión que supone a muchos niveles y porque nos parece difícil superar lo realizado en el último trabajo… pero queremos permanecer abiertas a lo que la Ruah Santa quiera seguir inspirando. Por eso un nuevo disco sale a la luz.

 

LOS INCONTABLES – JESÚS

Las dos canciones van a lo nuclear de nuestra existencia creyente y carismática: poner a Dios en el centro y amar al prójimo como a nosotros mismos. En palabras de Joaquina: “para Gloria de Dios y bien del prójimo”.

 

Los Incontables está basado en un texto evangélico que tiene una fuerza arrolladora en sí mismo. La expresión que se repite en el evangelio “sin contar mujeres y niños” nos hace caer en la cuenta de tantos incontables de nuestro mundo. Las mujeres y los niños en aquel momento no tenían una consideración social ni siquiera para entrar en el número de los que se reunían, de la asamblea. Y seguro que el número de mujeres y niños multiplicaba por dos, por tres, o por cuatro el número de congregados; y sin embargo, no contaban. Este texto nos plantea cuántos son los incontables de nuestra sociedad, tantos hombres y mujeres, hermanos nuestros, que se quedan en números; lo vemos cada día en los medios de comunicación, rostros borrosos, que tantas veces nos pasan desapercibidos; todos los que forman parte de las caravanas humanas, los desplazados, los inmigrantes, los enfermos, los que pasan por dificultades familiares, etc.

 

Jesús parte de nuestra tradición carismática, del aprendizaje y la experiencia que hemos hecho gracias a Joaquina de Vedruna (fundadora de nuestra Congregación), de poder reconocer a Jesús como el Maestro, el Sanador y el Liberador. Estos son los tres “espíritus” que Joaquina quería para sus hijas y que para nosotras se ha hecho raíz y fundamento de nuestra misión. Esta canción tiene detrás la experiencia de que, de algún modo, ya existía antes de componerla, tanto en letra como en música. Nace de lo más hondo de la experiencia creyente, mucho antes de que estuviera plasmada en un papel y en los acordes de una guitarra.