RUTAS

Etiquetas: ,

Hay canciones que inspiran. Esta puede ser una de ellas. Es de Fernando Leiva, un cantautor chileno. Te invito a escucharla. La primera vez, mejor con los ojos cerrados. A buen volumen. Está aquí.

Una canción inspirada en una palabra que dijo Jesús. Una palabra muy breve, pero muy intensa: VEN. Unas frases que no dijo literalmente Jesús, pero que expresan muy bien su llamada, su invitación, su reto.

Ven, que hay un lugar donde la paz

y la esperanza se hacen realidad.

 

Ven, ven, que mi cruz fue para ti

y mis dolores yo los asumí por ti.

 

Ven, ven, que mi amor quiere cubrir

todos tus miedos, tus angustias, tu sufrir.

 

Ven, que mi amor es la verdad,

es el camino hacia la eternidad.

Ven, ven a mi hogar, comparte mi pan,

sigue mis pasos y verás la claridad.

 

Puedes reír, puedes soñar,

puedes caer y yo te puedo levantar.

 

Sé todo de ti, de tu dolor,

abre tu puerta, ábreme tu corazón.

 

Soy el amor, soy la verdad,

soy el camino hacia la eternidad.

 

Ven, que hay un lugar para ti…

Ven, que mi amor es la verdad… Ese es Jesús: quien llama por el nombre, quien buscan encontrarte, quien quiere estar contigo. Sin más. Por puro amor. Antes o más allá de nuestros méritos. Más bien, su amor incondicional es que el sana las heridas y despierta lo mejor de cada uno.

Ven, comparte mi pan, sigue mis pasos… La presencia se hace encuentro —¡y Encuentro con mayúscula, en la Eucaristía! —. Y el encuentro lleva al seguimiento. Por pura atracción. Hay pasos que te descentran o te pierden. Pero sus pasos orientan a dar pasos con sentido, con vida… junto a Él.

People that form the symbol of arrow

Ven, que hay un lugar… para ti. Descubrir mi lugar en su seguimiento: todo un regalo y toda una tarea.

#VocationChallenge: el reto de escuchar el «ven» de Jesús con los oídos atentos y el corazón abierto, como María. Y hacer de su presencia un encuentro, y de ese encuentro un compromiso que abraza… toda la vida. Vivir en clave de seguimiento, sabiéndome discípulo del Maestro, enviado a llevar ese amor recibido hasta los confines del mundo. Ser «discípulo-misionero», como le gusta recordarnos a Francisco.

#VocationChallenge: llamados a seguirle. ¿Aceptas el reto?

Para Pensar / Para Dialogar:

  1. Ven, que mi amor quiere cubrir todos tus miedos: ¿cuáles son tus miedos?
  2. Ven, ven a mi hogar: ¿cómo puedes cuidar más la intimidad con Jesús?

Ven, que hay un lugar… para ti: ¿qué te sugiere esa frase? Y ¿cuál puede ser tu siguiente paso?