MÓJATE

Etiquetas:

Os presentamos una realidad iniciada en los Estados Unidos que trabaja en la línea de la concordia entre tradiciones espirituales. El Parlamento de las Religiones del Mundo fue creado para cultivar la armonía entre las comunidades religiosas y espirituales del mundo y fomentar su compromiso con el mundo y sus instituciones rectores para lograr un mundo justo, pacífico y sostenible. Para lograr esto, invitamos a personas y comunidades que inviertan por igual en alcanzar este objetivo desde diversas áreas y programas:

  • Acción interreligiosa sobre el clima
  • Dignidad de la mujer
  • La próxima generación
  • Avanzando la justicia
  • Contrarrestar la guerra y el odio
  • Fuerza de tarea indígenaRPJ_Mojate-ParlamentoDeLasReligionesDelMundo
  • Ramadán interreligioso
  • Espacio sagrado
  • Educar a los líderes religiosos
  • Fe contra el odio
  • El programa de embajadores

Esta entidad convoca cada tres años un parlamento como espacio de encuentro de las diversas religiones y reflexiona sobre las diferentes materias que son preocupación de la humanidad y en las que cada tradición puede hacer su aporte complementario.

Es de interés el directorio de asociaciones que fomentan el diálogo interreligioso en el mundo.

En cada parlamento anual se emiten declaraciones de alto interés que apuntan a elevar la calidad del diálogo interreligioso y del aporte de las diferentes tradiciones en la construcción de un mundo mejor.

También son muy aprovechables los vídeos de conferencias y/o eventos que se muestran en la sección de recursos. Por poner un ejemplo, destacamos el siguiente:

Nuestra visión

La visión del Parlamento de las Religiones del Mundo es la de un mundo justo, pacífico y sostenible en el que:

  • Las comunidades religiosas y espirituales viven en armonía y contribuyen a un mundo mejor a partir de sus riquezas de sabiduría y compasión.
  • Los temores y odios religiosos y culturales son reemplazados por comprensión y respeto.
  • La gente de todas partes llega a conocer y cuidar a sus vecinos.
  • La riqueza de la diversidad humana y religiosa está entretejida en la trama de la vida comunitaria, civil, social y global.
  • Las instituciones más poderosas e influyentes del mundo van más allá del estrecho interés propio para alcanzar el bien común.
  • La Tierra y toda la vida son apreciadas, protegidas, sanadas y restauradas.
  • Todas las personas se comprometen a vivir sus valores y aspiraciones más elevados.