DESCÁLZATE

Etiquetas:

Hermano Alois
http://taize.fr/

A comienzos de septiembre del 2016, una etapa de la peregrinación de confianza reunió a 7500 jóvenes africanos en Cotonú, Benín.1 El tema de este encuentro continuará inspirándonos a lo largo del año 2017: juntos—no aislados, sino apoyándonos unos en otros— abrir caminos de esperanza– en nosotros mismos, en nuestro entorno y para la familia humana

Una de las cuestiones planteadas en Cotonú fue ésta: para alimentar la esperanza, ¿cómo salir de una pasividad que se contenta con esperar un cambio que viene de fuera? ¿Qué formas de compromiso están al alcance de cada uno?

Es urgente que aquellos de otros continentes escuchen a muchos africanos que aspiran a una mayor justicia en las relaciones políticas y económicas internacionales: esta es una de las condiciones para que los africanos puedan contemplar de forma realista la construcción de un futuro en sus propios países.

Para preparar su futuro, un número cada vez mayor de jóvenes en África quieren hacer uso del gran potencial creativo que les caracteriza. Serán capaces de despertar la valentía de jóvenes que en otras partes del mundo experimentan situaciones semejantes.

Para continuar la reflexión del encuentro de Cotonú, en Taizé y otras partes, presentamos cuatro propuestas que nos conducirán a abrir caminos de esperanza Intentaremos descubrir cómo realizar estas propuestas con sencillez, una de las tres realidades –junto con la alegría y la misericordia– que el Hermano Roger quiso poner en el corazón de la vida de la Comunidad de Taizé.

Más información en http://taize.fr/

REVISTAS

Revista de pastorial juvenil DIGITAL, número 521