EDUCANDO

Etiquetas:

Alicia Ruiz López de Soria, odn
arlds7@gmail.com

El 1 de enero de 2016 se puso en marcha el lanzamiento de los Vídeos del papa. Youtube los ofrece ordenados aquí pero, quizá, interese conocer esta otra fuente de formación por ser más completa: www.apostoladodelaoracion.com Sí, hemos dicho bien, no son vídeos simplemente para entretenerse, aspiran a formar personas con sensibilidad cristiana y se enmarcan dentro de la llamada Red Mundial de Oración del Papa.

Desde su lanzamiento, se han ido sucediendo mensualmente vídeos del Pontífice invitando a la plegaria con un tema concreto. En todos los casos son vídeos muy cortos —de aproximadamente un minuto y medio—, en los que los mensajes impregnados de Buena Noticia están acompañados por imágenes y músicas bien elegidas.

Enero 2016 – Diálogo interreligioso

Abril 2016 – Pequeños agricultores

Julio 2016 – Respeto de los pueblos indígenas

Octubre 2016 – Periodistas

Enero 2017 – Los cristianos al servicio de la humanidad

Abril 2017 – Jóvenes

Febrero 2016 – El respeto a la creación

Mayo 2016 – Las mujeres en la sociedad

Agosto 2016 – El deporte, por la cultura del encuentro

Noviembre 2016 – Los periodistas responden al papa

Febrero 2017 – Acoger a los necesitados

Mayo 2017 – Cristianos de África

Marzo 2016 – Por los niños y las familias en dificultad

Junio 2016 – Solidaridad en las ciudades

Septiembre 2016 – Para una sociedad más humana

Diciembre 2016 – Niños soldados

Marzo 2017 – Ayudar a los cristianos perseguidos

El vídeo propuesto para el pasado mes de febrero tuvo la potencialidad de, sumándose a la moda del mannequin challenge (reto del maniquí), convertirse en un mensaje profético frente a la globalización de la indiferencia. Como todos sabemos, en esta práctica, quienes aparecen en el vídeo deben mostrarse inmóviles, congelados y, a ser posible, en la posición dramática más ingeniosa o divertida posible; el papa Francisco le da la vuelta a dicha práctica enfatizando justamente el movimiento y la acción que traducen la actitud de acogida.

Su mensaje fue el siguiente: «Vivimos en ciudades que construyen torres, centros comerciales, hacen negocios inmobiliarios… pero abandonan a una parte de sí en las márgenes, las periferias. Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población se ven excluidas, se ven marginadas: sin trabajo, sin horizontes, sin salida. No los abandones. Pide conmigo por aquellos que están agobiados, especialmente los pobres, los refugiados y los marginados, para que encuentren acogida y apoyo en nuestras comunidades».

Unos oídos atentos podían reconocer el pensamiento y las opciones que hay detrás, recogidas en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium: «Hoy todo entra dentro del juego de la competitividad y de la ley del más fuerte, donde el poderoso se come al más débil. Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población se ven excluidas y marginadas: sin trabajo, sin horizontes, sin salida. Se considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar. Hemos dado inicio a la cultura del “descarte” que, además, se promueve. Ya no se trata simplemente del fenómeno de la explotación y de la opresión, sino de algo nuevo: con la exclusión queda afectada en su misma raíz la pertenencia a la sociedad en la que se vive, pues ya no se está en ella abajo, en la periferia, o sin poder, sino que se está fuera. Los excluidos no son “explotados” sino desechos, “sobrantes”» (EG 53).

Al ver el vídeo, ¿era posible quedarse solo en elogiar los modos de proceder del pontífice actual para evangelizar? Creímos que no. Conscientes del atractivo que la práctica del mannequin challenge tiene entre personas de todas las edades y sensibles a combatir la cultura del descarte tantas veces denunciada por el papa Francisco, el equipo de pastoral del colegio Compañía de María de Almería propuso sensibilizar a favor de una Educación para el Desarrollo a los miembros de su comunidad educativa haciendo de cada uno de ellos virtuales protagonistas de un vídeo anti mannequin challenge, al modo que lo ha realizado el papa Francisco.

En este proyecto han colaborado voluntarios de la Fundación de Solidaridad de la Compañía de María (FISC), junto a los diferentes miembros del Equipo Motor del Proyecto de Educación para el Desarrollo y del Plan de Interioridad. Los alumnos y alumnas se han sentido especialmente protagonistas; los educadores hemos realizado con gusto una tarea educativa, sintiéndonos co-formadores de futuros ciudadanos ejemplares; las familias han mostrado su sintonía a favor de la inclusión en una sociedad cada vez más plural. ¡Ha sido una bella experiencia en la que ha participado, finalmente, todos los miembros de la comunidad educativa!

Para compartir

No a una economía de la exclusión (EG 53-54)

  • En nuestra escala de valores, ¿dónde situamos el valor de la vida humana? ¿pueden considerarse las personas «bienes de consumo»?
  • El reciente lema de Manos Unidas fue: «El mundo no necesita más comida, necesita más gente comprometida». ¿Qué nos quedó de esta campaña de solidaridad?
  • ¿Hasta qué punto consideramos en nuestros planteamientos políticos el hecho de que un gran número de jóvenes se encuentren «sin trabajo, sin horizontes, sin salida»?
  • ¿Nos asomamos a las periferias sociales? ¿Y a las existenciales?
  • ¿Aún defendemos y justificamos las teorías del «derrame»?
  • Nos sentimos reconocidos en: «Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe».
  • Vivimos en la cultura del bienestar. ¿Qué propuestas haríamos para salir de «su» anestesia?