COMUNIDADES

Etiquetas:

Jesús Santamaría
www.berriona.com // centropastoral@berriona.com

El centro pastoral Berri Ona es una experiencia nueva y novedosa de la Diócesis de Vitoria que busca ser una experiencia de acogida, de encuentro y de misión con nuevas formas, modos, presencias y lenguajes para el hombre y la mujer de hoy.

Es cierto que hoy muchas personas, jóvenes y adultos, han abandonado poco a poco y sin ruido las prácticas religiosas de nuestras iglesias; pero también es cierto que «el latido espiritual no se extingue», que «la necesidad de sentido y de respuestas últimas subsiste» y que «se buscan nuevas maneras de vivir y expresar el deseo de espiritualidad inherentes al corazón de todo ser humano» (Francesc Torralba, Jesucristo 2.0, Madrid, 2012).

Y desde ahí, creemos que es necesario y bueno ensayar, en el mejor sentido de la palabra, nuevos modos, nuevos símbolos y unas nuevas maneras de hacerse presente como Iglesia hoy y aquí. «Esto requiere imaginar nuevos espacios de oración, comunión con características novedosas, más atractivas y significativas para los habitantes urbanos» (EG 73, papa Francisco).

El 8 de junio de 2016 el obispo de Vitoria-Gasteiz, Juan Carlos Elizalde, inauguraba y bendecía el centro diocesano pastoral Berri Ona.

Berri Ona está situado en el barrio de Salburua, al este de la ciudad. Barrio nuevo habitado mayoritariamente por personas y familias jóvenes.

Ahí, a pie de calle, el Centro pastoral Berri Ona tiene como finalidad ser:

  • Un espacio de acogida, de escucha, de encuentro para aquellas/aquellos que buscan (respuestas, silencio, reflexión…).
  • Una propuesta de espiritualidad, de interreligiosidad y de fe.
  • Un lugar de puertas abiertas. Porque todas y todos tenemos preguntas de sentido, lo que nos falta, muchas veces, es un lugar donde hacerlas y donde compartir respuestas desde el diálogo y la libertad.
  • Un centro en relación con otras asociaciones y colectivos del barrio para darse a conocer, compartir visiones y detectar problemas y situaciones desfavorecidas para colaborar con ellos en algunas acciones concretas.

Para responder a esta finalidad hemos puesto en marcha, hasta el momento, unas acciones a las que nos gusta llamar espacios abiertos.

El formato de espacios abiertos nos habla, no de un grupo estable y cerrado, sino de un espacio donde poder entrar y salir, abierto siempre para quien y cuando quiera.

  • El silencio-oración-meditación. Un lugar preparado y un tiempo (dos medias horas a la semana) para el silencio-meditación.
  • La Palabra. Para acercarse al evangelio del domingo. Lectura compartida, en grupo y desde la vida.
  • El CaféTertulia. Diálogos sobre aspectos de la existencia humana. Espacio mensual. En torno a un café, conversamos con un experto, sobre la pregunta o cuestión elegida (sobre la vida, el sufrimiento, la muerte, Dios, etc.).
  • La escucha. Escucha activa. Acompañamiento personal. Espacio para la acogida y el desahogo.
  • Espacio mensual para crecer y compartir. Este año desde el lema-tema: ¿Dónde estás? Non zaude?
  • Taller de corporalidad. Donde se combinan los ejercicios y el trabajo corporal con la respiración, la interioridad y la relajación.
  • Acogida de grupos que llegan para hacer una reunión, oración, silencio…
  • Reunión de otras personas con un motivo concreto: clases de apoyo escolar, vecinos, comisión fiestas barrio…

Pero no se trata solo de responder sino principalmente de preguntar a los/las que llegan, a las asociaciones/colectivos del barrio, a las parroquias de la zona, a la Diócesis…, para que las propuestas y ofertas respondan a necesidades reales.

Berri Ona, a la escucha de lo que «dice el Espíritu a las iglesias» (Ap 2,7), quiere ofrecer con actitud humilde y de servicio a los/las jóvenes y no tan jóvenes de hoy, el avivar las brasas de la espiritualidad y la fe. Y el proponer desde la cercanía y el contacto personal la llama de la Buena Noticia del Evangelio.

Berri Ona quiere ser eso, una Buena Noticia, una berri ona. Y hoy, en esta sección de la Revista de Pastoral Juvenil queríamos compartirla contigo y con vosotros/as.