RPJ / Revista de Pastoral Juvenil

Lo mejor de toda fiesta es el encuentro. Encontrarse, re-conocerse y compartir. Y así fue la fiesta de iMisión, la iParty de Valencia en la que participamos el pasado sábado.

Más de cincuenta personas de muy diferentes “pelajes”: sacerdotes diocesanos, gurús del community manager, blogueras experimentadas o frailes dominicos. Nos encontramos, nos reconocimos y compartimos tiempos de oración, de encuentro y también de formación. Comenzamos de la mejor forma posible, con una eucaristía presidida por el vicario episcopal del arzobispado de Valencia, José Javier Llopis. Llopis nos animó a seguir profundizando en nuestra tarea “hablando con el idioma y los medios de nuestro tiempo”.

2015-04-11 11.16.48

Un momento de la eucaristía compartida

Después un breve momento para el encuentro y primeras presentaciones, previos a la conferencia de Isidro Catela que puso sobre la mesa los cinco panes, dos peces y los 140 caracteres. Catela, ex-director de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española, es el actual director gerente de la fundación V Centenario de Santa Teresa. En su ponencia marco, participada de forma simultánea por todas las seis sedes que celebraban la iParty, Catela hizo hincapié en estar siempre en modo “on” y la necesidad de “provocar, responder y estimular la evangelización en las redes sociales”. Así mismo explicó el reto que supone la comunión “como conquista diaria”. “Somos más y mejores juntos, también en las redes sociales”, subrayó.

iparty3

En el taller de Xiskya, acerca de trucos para evangelizara través de la imagen.

 

Xiskya, hermana de la Pureza de María, abrió la sesión de talleres. Su ponencia nos acercó a la importancia de las imágenes en la acción evangelizadora, las grandes posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías y como simplemente con el móvil podemos elaborar imágenes con impacto. En una exposición clara, práctica y precisa, Xiskya nos dio algunas claves para realizar buenas fotografías –a partir de sencillas fórmulas compositivas– y compartió algunos gadgets y apps con los que dar a la imagen una acabado de mayor impacto.

iparty4

Miguel Taboada, invitándonos a bailar y cantar como indígenas brasileños.

 

La comida, en torno a la mesa compartida, volvió a ser un momento para conocernos mejor y seguir compartiendo. Ya por la tarde, Miguel Taboada, misionero xaveriano recién llegado de Brasil, nos habló acerca del primer anuncio y de la dimensión misionera de la evangelización. “Una Iglesia que no es misionera no sirve para nada”, afirmó. Miguel también comentó cómo hacer realidad la misión en nuestro entorno más cercano. “Todo bautizado es misionero”, afirmó y nos dio cuatro pistas para llevarla a buen puerto: “rezar, construir, anunciar e informarse”. Acabamos su presentación como la habíamos comenzado, bailando un canto indígena en el que se da la bienvenida a los extranjeros: “¡Jambo, jambo sana!”

El tercer taller lo coordinó el dominico Francisco Pérez, que nos acercó su experiencia en el uso de las nuevas tecnologías en la pastoral con jóvenes. En un taller compartido en círculo, Pérez destacó la necesidad de ser creativos. “¿Por qué hay que quitar o prohibir aquello que ya es natural para nuestros jóvenes?”, Pérez propone aprovechar las nuevas tecnologías e integrarlas en las dinámicas con los jóvenes. Y puso como ejemplo una experiencia propia en el que a través de mensajes de wahtsap y un altavoz con bluetooth organizaron una oración. Para Pérez la gran responsabilidad en el acompañamiento de jóvenes es la de que aprendan a utilizar “con cabeza” las redes sociales.

Finalmente, una sencilla oración nos permitió poner en valor lo descubierto durante el día, con el convencimiento de volvernos más unidos, para seguir creciendo, aprendiendo e intuyendo juntos los retos de la nueva evangelización en el continente digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *